RGI y política, artículo de Mikel Ustaran

RGI y política, artículo de Mikel Ustaran

  Leo en la prensa: “la plataforma ‘Ayudas + Justas’, creada bajo el paraguas del PP para recoger firmas en apoyo de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) a través de la cual endurecer el acceso de los inmigrantes a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y poner así freno a los «abusos y el fraude» ha recabado 10.000 apoyos. Así lo ha anunciado el alcalde de Vitoria, Javier Maroto”. Y sigo leyendo: “El diputado general de Álava, Javier de Andrés (PP), ha afirmado hoy que la actual Renta de Garantía de Ingresos (RGI) está «mal gestionada» y además de crear «bolsas de fraude», también genera «agravios comparativos».
Como vitoriano siento vergüenza por la falta de solidaridad de muchos de los 10.000 convecinos que ya han firmado en contra de la RGI, o mejor dicho, en contra de los pobres desgraciados que tienen que recurrir a ella para poder sobrevivir, porque… qué más quisieran ellos que no tener que recurrir a esta ayuda social, con fraude o sin él. Como humano siento indignación por la desvergüenza de muchos de los firmantes que alguna vez presuntamente habrán cometido algún fraude en alguno de los siguientes aspectos, que no me canso de repetir por si ello hace reflexionar a alguien:
-Escriturar a un precio inferior al real de venta, pisos, lonjas, terrenos, etc. vendidos, pagando por tanto menos impuestos tanto el vendedor como el comprador…con la vista gorda del notario muchas veces.
-Alquilar pisos, apartamentos, chalets, lonjas, garajes, terrenos, etc. ilegalmente, sin contrato, sin pagar impuestos, tanto el alquilador como el alquilado.
-Ejercer servicios de médicos, dentistas, podólogos, abogados y otras muchas profesiones, sin factura y por tanto sin IVA, aceptando el pago solamente en metálico o como mucho con talón al portador, porque la VISA deja huella, tanto el profesional como el cliente.
-Hacer obras sin factura y por tanto sin IVA, tanto el que la encarga como el albañil, pintor, fontanero o quien la haga.
-Hacer “chapuzas” cobrando clandestinamente, además de cobrar el paro.
-Y así multitud de casos más, que suponen mucho dinero de impuestos impagados y muchos pequeños fraudes y corrupciones…a la escala de cada uno…
Y como ciudadano, lamento tener unos dirigentes políticos en Ayuntamiento y Diputación con tan poca sensibilidad hacia esta pobre gente, denigrando nuestra cultura humanista y el ejemplar modelo de bienestar social vasco. Con el agravante de perseguir los fraudes de dicha pobre gente y no hacerlo con los muchos que defraudan con alguno de los aspectos citados, ricos en comparación con aquellos. Eso sí que está mal gestionado, con muchos más abusos, fraudes y agravios comparativos.
Seguro que, además, políticos y firmantes viven muchísimo mejor que los perceptores de RGI…
Mikel Ustaran
Número de vistas: 2245

1 comment

  • La desvergüenza de los anti-RGI
    El alcalde de Vitoria, Javier Maroto, dice que se siente “más respaldado que nunca” porque el 80% de los vascos considera conveniente un “mayor control de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI)”, según los resultados de una encuesta.
    Esta encuesta es estúpida e injusta. Estúpida porque preguntar si se quiere un mayor control sobre algo, es como preguntar si quieres que te suban el sueldo. E injusta porque se pregunta sobre un mayor control contra el fraude en las ayudas sociales de la RGI a los pobres, cuando lo primero que había que preguntar es sobre la conveniencia de un mayor control contra el fraude del resto de la población que no necesita recibir ayudas sociales, ricos en comparación con aquellos.
    Y añade que “la gente de la calle está diciendo a gritos que está hasta las narices de ver fraude y abusos en la norma y en la gestión de las ayudas sociales que hace el Gobierno Vasco”. Debiera estar hasta mucho más allá de las narices de ver fraude y abusos en la no aplicación de las normas fiscales por parte del Ayuntamiento (Sr Maroto) y Diputación (Sr. De Andrés) y en el control consiguiente para evitar, perseguir y sancionar fraudes, en aspectos que no me cansaré de denunciar, tales como :
    -Escriturar a un precio inferior al real de venta, pisos, lonjas, terrenos, etc. vendidos, pagando por tanto menos impuestos tanto el vendedor como el comprador…con la vista gorda del notario muchas veces.
    -Alquilar pisos, apartamentos, chalets, lonjas, garajes, terrenos, etc. ilegalmente, sin contrato, sin pagar impuestos, tanto el alquilador como el alquilado.
    -Ejercer servicios de médicos, dentistas, podólogos, abogados y otras muchas profesiones, sin factura y por tanto sin IVA, aceptando el pago solamente en metálico o como mucho con talón al portador, porque la VISA deja huella, tanto el profesional como el cliente.
    -Hacer obras sin factura y por tanto sin IVA, tanto el que la encarga como el albañil, pintor, fontanero o quien la haga.
    -Hacer “chapuzas” cobrando clandestinamente, además de cobrar el paro.
    -Y así multitud de casos más, que suponen mucho dinero de impuestos impagados y muchos pequeños fraudes y corrupciones…a la escala de cada uno…
    Como ciudadano, lamento tener unos dirigentes políticos en Ayuntamiento y Diputación con tan poca sensibilidad hacia esta pobre gente, denigrando nuestra cultura humanista y el ejemplar modelo de bienestar social vasco. Con el agravante de perseguir los fraudes de dicha pobre gente y no hacerlo con los muchos que defraudan con alguno de los aspectos citados.
    Como vitoriano siento vergüenza por la falta de solidaridad de muchos de los miles de convecinos que ya han firmado en contra de la RGI, o mejor dicho, en contra de los pobres desgraciados que tienen que recurrir a ella para poder sobrevivir, porque… qué más quisieran ellos que no tener que recurrir a esta ayuda social, con fraude o sin él.
    Como humano siento indignación por la cara de muchos de los firmantes que alguna vez presuntamente habrán cometido algún fraude en alguno de dichos aspectos.
    Seguro que, además, políticos y firmantes viven muchísimo mejor que los perceptores de la RGI…¡Míratelo!

    Mikel Ustaran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies